Si tu propósito de 2018 es mejorar, ¡apúntate a clases de yoga!

No te pierdas el lunes 8 de enero a las 18:30 nuestra clase de iniciación por 5 euros.

La palabra “yoga” procede del sánscrito yoga, que procede a su vez del verbo yuj: “colocar el yugo [a dos bueyes, para unir]” y puede traducirse como concentrar la mente, absorberse en meditación, recordar, unir, conectar, etc. El verbo yuj tiene la misma raíz indoeuropea que los términos «yugo» y «conyugal».

Yoga significa unión. Podemos decir que el yoga es en realidad un conjunto de técnicas que nos ayudan a liberarnos de lo que nos separa de nuestro estado natural de unión ya que el yoga es nuestro estado natural.

Yoga es la alianza entre el ser finito y el ser infinito. El ser finito es el cuerpo físico y las vivencias que tenemos a través del cuerpo físico. Todos podemos relacionarnos con el cuerpo físico porque lo podemos ver y tocar. Sin embargo, el ser infinito es el interior, nuestro ser superior, nuestro ser espiritual.

Yoga es unión con uno mismo (cuerpo y mente), unión con el entorno, unión con el mundo exterior y por último Unión con Dios.

Practicar yoga nos ayuda a desarrollar una mente más abierta y flexible. El yoga además nos ayuda a controlar nuestros sentidos y calmar las impaciencias de la mente. Pero esencialmente lo que se pretende es que armonicemos el cuerpo y la mente con las Leyes Universales y dirigir nuestra energía lo mejor posible

No podemos cambiar la vida y sus circunstancias según nuestros deseo, pero sí podemos entenderla y aceptarla tal como es.

Yoga en MadridLo primero que debes saber antes de iniciarte en apasionante mundo del yoga es que tus clases de yoga no van a ser más exitosas si llevas una ropa más cara o si tu esterilla es de mejor calidad. Cualquier persona pude practicar yoga  porque el yoga es la búsqueda de la salud y la felicidad.

Lo único que tienes que llevar a tus clases de yoga es tu cuerpo y una mente presente.

Al principio puede que te parezca que tu mente no puede zafarse ni cinco minutos de las presiones y las distracciones, sin embargo a medida que vayas avanzando en las clases de yoga, te irás librando durante más tiempo y de forma más profunda de las preocupaciones.

Si bien es cierto que no tienes que llevar la ropa de último modelo y marca, sí debes usar ropa cómoda. Tienes que ser consciente de que necesitarás la ropa más confortable que tengas pero no tiene por qué ser el último modelo, debes usar ropa que te permita estar a gusto y que sea sencilla. Prioriza estos valores por encima de la moda.

Si quieres iniciarte en el yoga, debes tomar una primera clase de nivel iniciación, debes ir viendo cómo te vas sintiendo con tu cuerpo, con centro de yoga, tanto con el monitor de las clases, como con los compañeros. Precisamente siguiendo el consejo que todos los iniciados al yoga dan, hemos lanzado esta clase de iniciación para el día 8 de enero y que creemos beneficioso que el iniciarse en esta práctica con mucha calma es la mejor forma de que te enganches.

Sobretodo debes tener paciencia practicando yoga y piensa que progresar lentamente, conocer tu cuerpo y predecir su respuesta a cada postura es algo que no se consigue de la noche a la mañana.

Ten en cuenta que debes iniciarte en el yoga en un entorno de calma y buenas vibraciones, prueba esta clase con nosotros y si ves que podrás lograr el sosiego adecuado, te aconsejamos que continúes porque el yoga debería ser realmente  tu primer propósito para este año. Verás cómo ganas en calidad de vida cuando te conviertes en yogui.

El yoga entre los propósitos para Año Nuevo

Perder peso, conseguir un cuerpo flexible, tonificar los músculos, mejorar la salud de la piel, calmar el bullicio de la mente y aquietar la mente seguro que está entre tus objetivos para este año o para tu vida. ¿Sabías que todos estos propósitos los puedes conseguir de manera conjunta gracias al yoga?

Frecuentemente, muchas personas entienden la práctica de yoga como una actividad limitada a la realización de posturas físicas, lo que conocemos como asanas. Desde este punto de vista, se interpreta que el yoga es una disciplina únicamente para mejorar el estado físico y se obvian los beneficios espirituales y mentales que ofrece. Es obvio que cuando conseguimos equilibrar nuestro cuerpo y nuestra mente, logramos que nuestra vida sea más sencilla y placentera.

Por eso queremos enumerar los principales diez beneficios de la práctica regular de yoga, razones por las que no deberías perderte esta clase de iniciación al yoga, si todavía no eres un yogui.

  1. Equilibrio físico y metal para ganar en salud

Tener una buena salud va más allá de tener una buena forma física, las emociones influyen enormemente en la salud. El creador de la Fundación El Arte de Vivir, Sri Sri Ravi Shankar, señala que la salud no es la simple ausencia de enfermedad, sino la expresión dinámica de la vida. En otras palabras, el yoga puede ayudarnos a encontrarnos mejor gracias a la realización de asanas, pranayamas (técnicas de respiración) y meditación.

  1. Adelgazar

Practicar los saludos al Sol o Surya Namaskar y la respiración abdominal o el pranayama Kapalbhati son dos de las distintas técnicas que el yoga ofrece para perder peso. Igualmente, con el tiempo, los yoguis suelen sensibilizarse con la alimentación, con la procedencia de los alimentos y el momento correcto para ingerir cada alimento. Lo que contribuye no sólo a la pérdida de peso sino a conseguir un peso equilibrado.

  1. Mejora de las tensiones y contracturas

En muchas ocasiones, el estrés se manifiesta como contracturas y tensiones articulares en el cuello, la espalda y las articulaciones. En este sentido, las posturas y los pranayamas son técnicas eficaces para liberar las tensiones. Por ello, el yoga es una manera natural de deshacerse de la tensión que acumulamos a diario, tanto en a nivel físico, como mental. En efecto,

  1. Paz interior

Muchas veces creemos que el sitio nos transmite la paz o el estrés, por eso  pensamos que si vamos a un lugar tranquilo conectaremos con la belleza natural. Sin embargo, pocas veces tomamos consciencia de que la verdadera paz está en el interior, cuando conseguimos silenciar el bullir de los pensamientos y vivir el momento presente. El yoga, junto con la meditación, es una de las herramientas más eficaces para sosegar la inquietud de la mente. Es más, tras una serie de posturas corporales, la mente está más relajada y dispuesta para la meditación.

  1. Mejora el sistema inmunológico

En realidad nuestro cuerpo, mente y espíritu forman un engranaje perfecto. Cualquier contrariedad del cuerpo perturba el estado mental. Igualmente, una inquietud en la mente se manifestará como una enfermedad en el cuerpo. Gracias a las posturas de yoga se masajean distintos órganos del cuerpo y, además, se fortalece el sistema muscular. Aunando las técnicas de respiración y los pranayamas ayudarás a liberar el estrés, lo que implica una mejora en el sistema inmunológico.

  1. Vivir con mayor conciencia

La mente está constantemente involucrada en diversas actividades y pensamientos, oscilando entre el pasado y el futuro; sólo unos pocos instantes logra permanecer en el único momento que existe: el presente. Tomar conciencia  de esta tendencia natural de la mente es el primer paso para revertirla. Y el yoga y los pranayamas, a través de la respiración consciente, ayudan a traer la mente al momento presente, lo que aporta un mayor estado de alerta y concentración.

  1. Mejora las relaciones sociales

Increíble, pero cierto: el yoga puede incluso contribuye a mejorar las relaciones sociales, pareja, padres, hijos, hermanos o amigos. Y es que una mente tranquila y feliz tiene la capacidad de afrontar de forma más sensible las relaciones diarias. Incluso, la energía de quien practica yoga puede contagiar a los demás.

  1. Desarrollo de energía

Cambiar de una tarea a otra, o estar atentos a varios temas o actividades al mismo tiempo, resulta agotador. Por eso, dedicar pocos minutos a estirar el cuerpo y a relajar la mente permiten recuperar la frescura, incluso después de un día de trabajo duro. En ocasiones, el cansancio está en el plano mental, por lo que el yoga ayuda a restablecer la energía perdida.

  1. Mejora la flexibilidad y la postura

Un cuerpo flexible, fuerte y sano es el resultado de la constancia y perseverancia. Aparte de mejorar la postura corporal y los dolores de espalda, el yoga tonifica, estira y fortalece el cuerpo.

  1. Mejora la intuición

La intuición es esencial para tomar decisiones y manejar las situaciones diarias y las más trascendentales. .Gracias al yoga y a la meditación mejorarás tu capacidad intuitiva, simplemente porque serás capaz de ver las situaciones con más sosiego y calma.

No te pierdas el lunes 8 de enero a las 18:30 nuestra clase de iniciación por 5 euros, el lunes 8 de enero a las 18:30

centro de yoga Madrid

13/06/2018
© Escuela Gaia Tel. 915 549 276 Todos los derechos reservados