Estudiar Osteopatía Fascioterapia

¿Conoces la Fascioterapia?

Seguramente te suena esta palabra, tan escuchada últimamente en referencia a la salud, pero no sabes qué es ni dónde ubicarla. Es por ello que con este post queremos definirla y acercarte a esta técnica de tratamiento manual, apta para cualquier persona que necesite aliviar cualquier dolor.

¿Qué es la Fascioterapia?

La Fascioterapia es una técnica manual basada en el tratamiento del tejido conectivo , que permite acceder a cualquier estructura del cuerpo, valorando sus planos según el componente anatómico y fisiológico, y relacionando las zonas lesionadas para simplificar el orden de tratamiento de mayor a menor resistencia, siempre respetando el estado de la lesión.

En definitiva, se trata de un abordaje diferente de la lesión, proporcionando una visión global desde el diagnóstico hasta el tratamiento, diferenciando la lesión mecánica funcional de la refleja, así como los estados agudos o crónicos, y los mecanismos de defensa del cuerpo (contractura reaccional).

La Fascioterapia  estudia, valora y trata el tejido conectivo en su totalidad, aplicado al cuerpo como unidad funcional, adaptándose por planos a sus condiciones anatómicas y fisiológicas para eliminar las adherencias y la pérdida de elasticidad, consiguiendo una mejoría de la circulación en los tejidos y del metabolismo celular, además de recuperar la movilidad.

Origen de la Fascioterapia

Esta técnica nació como resultado de las investigaciones de Medina Ortega, director de Escuela Gaia, en su búsqueda de un abordaje corporal que le permitiera tener una valoración lo más global posible de la lesión.

Después de varios años aplicando las técnicas conocidas tanto en consulta como en docencia, notó que existían carencias a la hora de integrar los conocimientos sobre anatomía y tratamientos, ya que la mayoría de estas técnicas eran de aplicación local e iban encaminadas únicamente a aliviar síntomas, sin prestar importancia al restablecimiento de la funcionalidad de la zona afectada. Por lo tanto era necesario encontrar una nueva técnica con la que pudiera abarcar todo el cuerpo como un conjunto de zonas conectadas entre sí.

Tomando como punto de partida los mismos fundamentos que la osteopatía, y haciendo comprobaciones empíricas en su práctica profesional, Medina Ortega fue dando forma a lo que hoy se conoce como Fascioterapia, culminando con la publicación en 2006 del libro “Tratado de Fascioterapia. Tratamiento integral del tejido conectivo”, donde sienta las bases de esta nueva técnica manual.

Osteopatía y Fascioterapia, un origen común

Como hemos comentado, la Osteopatía y la Fascioterapia comparten orígenes, y es que ambas se fundamentan en la hipótesis de que el tejido conectivo o fascia es el origen de lesiones y patologías cuando no está en perfectas condiciones de elasticidad y metabolismo  por los fluidos corporales (sangre, linfa, LCR).

El tejido conectivo une todos los elementos del cuerpo humano (huesos, articulaciones, vasos sanguíneos, glándulas, nervios, vísceras) y tiene diversas funciones: sirve de protección, mantiene la relación posicional, actúa de sostén y unión, interviene en la reparación, y el metabolismo celular en el medio extracelular, y es el responsable del dolor cuando se solicita ya que tiene receptores sensitivos.

Las lesiones del tejido conectivo producen a nivel de los demás tejidos una reducción de líquidos, afectando a la circulación celular, creando una falta de oxígeno que progresivamente va reduciendo los espacios intersticiales, disminuyendo la elastina y endureciendo el colágeno, pero aumentando las redes de fibrina, lo que afecta a su elasticidad, a su vascularización y a su drenaje. Esto provoca, a medio o largo plazo, procesos degenerativos (fibrosis, artrosis, necrosis), que no se manifiestan con dolor hasta que no afectan a la función.

En definitiva, la pérdida de elasticidad del tejido conectivo desencadena una lesión mecánica, alterando la función y creando mecanismos de defensa que a su vez provocan nuevas lesiones que originan dolor.

¿En qué consiste esta técnica?

La fascioterapia es una técnica manual que utiliza manipulaciones lentas, profundas y progresivas encaminadas a recuperar la elasticidad y superficies de deslizamiento del tejido conectivo o fascia.

Gracias a esta elastificación, se restablece la movilidad de todas las articulaciones, eliminando adherencias y tensiones musculares, lo que favorece una mejora de la circulación de los tejidos y del metabolismo celular, que contribuyen al alivio del dolor.

En el caso de lesiones crónicas, se tratan directamente con la mano, elastificando los planos subcutáneos, musculares y adherencias profundas. Por el contrario en el caso de estar tratando una lesión aguda, se trabaja de forma periférica para evitar el dolor y la reacción, o con técnicas mas sutiles.

Se trata de una técnica respetuosa y que no implica dolor, por lo tanto está recomendada en cualquier paciente, independientemente de su edad y estado de la lesión.

Cómo puede ayudarte la Fascioterapia

El tratamiento de las fascias permite adaptar el trabajo a las necesidades de cada lesión, siendo verdaderamente una terapia preventiva en las fases crónicas, donde el proceso de la lesión sigue su curso sin manifestaciones de dolor o síntomas funcionales.

Es por ello que resulta de gran utilidad en el tratamiento de dolor tanto agudo como crónico asociados a lesiones del tejido conectivo, además servir de gran ayuda a la recuperación de la movilidad de las articulaciones.

Ponte en manos de profesionales

Si después de leer este artículo piensas que la Fascioterapia puede ayudarte, probablemente estés en lo cierto, pero no debes olvidar ponerte siempre en manos de un profesional capacitado y con los conocimientos adecuados.

Acudir a un osteópata es sinónimo de tranquilidad, ya que estos profesionales están altamente cualificados y conocen perfectamente la fisiología y biomecánica  del tejido conectivo, bases imprescindibles para poder aplicar estas técnicas.

Si deseas solicitar una consulta sobre tu dolor, ponte en contacto con nuestros osteópatas de Escuela Gaia.

Para aprender más

Quizá hayas llegado aquí buscando información sobre estudiar osteopatía y fascioterapia, y si es así tenemos que decirte que has llegado al lugar adecuado.

En Escuela Gaia impartimos formación en Osteopatía-Fascioterapia de cuatro años de duración, de la mano de grandes profesionales con amplia experiencia tanto en consulta como en docencia. Este curso se estructura en dos niveles, en los que profundizarás primero en la parte estructural, después en la parte visceral y mas sutil del impulso rítmico corporal , llegando finalmente a ser capaz de integrar y relacionar cada elemento para establecer tratamientos de forma personalizada.