Encuentra el bienestar físico y el equilibrio mental que necesitas en nuestras clases de yoga

Con sólo tres horas de clases de yoga a la semana podrás revertir muchos malestares y recobrar la ligereza y armonía perdidas.

Si practicas yoga habitualmente es probable que hayas notado algunos beneficios como mejora de la agilidad y la elasticidad corporal, probablemente no sientas tantas tensiones corporales, tal vez estés durmiendo mejor o padeciendo menos resfriados o simplemente, te sientas con más ánimo.

Los que llevan tiempo en el yoga saben que no es un mito el beneficio que ofrece su práctica regular, pero muchas veces las personas no se creen que se pueda alcanzar tanto practicando de vez en cuando unas cuantas posturas, pero ¡el yoga es mucho más que eso!

La práctica regular de yoga mejora la condición física, mental y, -según muchos de los practicantes-, espiritual. Durante la primera clase igual no puedas tocarte los pies, aunque todo depende de las condiciones previas de cada quién, pero si no te limitas y continúas con la práctica, notarás en poco tiempo un aflojamiento gradual y lograrás hacer posturas que al inicio te parecerán imposibles. Probablemente notarás que los dolores comienzan a desaparecer. Eso no es casualidad. Las caderas y músculos apretados pueden tensar las articulaciones como las de las rodillas debido a una alineación incorrecta del muslo y las espinillas. La inflexibilidad en los músculos y el tejido conectivo, como la fascia y los ligamentos, puede causar malas posturas.

En las clases de yoga, a través de las asanas o posturas corporales se construyen músculos más fuertes, es una práctica que puede ser de bajo impacto, pero con un alto resultado en el sistema músculo-esquelético. Al igual que con el pilates, como ya comentamos en nuestro artículo anterior, el yoga contribuye a fomentar la fuerza y la elasticidad a la vez. Los músculos fuertes sirven para algo más que verse bien. También nos protegen de enfermedades como la artritis y el dolor de espalda, y ayudan a prevenir las caídas en las personas mayores.

Cuando incrementas la fuerza a través del yoga, la equilibras con flexibilidad. Si vas al gimnasio a levantar pesas, podrías aumentar la fuerza a costa de la flexibilidad.

¿Cuánto yoga debo practicar para ver resultados?

yoga cuatro caminos

Primero hay que tener claro los objetivos que queremos conseguir con el yoga y saber que aunque se trata de hacer ejercicio y también se queman calorías, no es una disciplina para la pérdida de peso inmediato.

El yoga es multidisciplinar, genera un beneficio en varias áreas a la vez, sin generar descompensaciones. Su práctica se nota desde el primer minuto, notarás un mayor balance y equilibrio de inmediato. A nivel postural y de dolores, el yoga es efectivo desde las primeras sesiones.

El ejercicio siempre es bueno practicarlo en la medida de cada persona según su edad, su condición física y los objetivos que quieran alcanzar. Una media razonable para comenzar a practicar yoga serían 3 horas de clase a la semana separadas con un día entre medias para ir acostumbrado al cuerpo y evitar molestias iniciales. Si se tiene algún problema de salud es bueno consultar antes bien con el médico, bien con el profesional que imparta las clases.

Tampoco debemos subestimar los beneficios de hacer yoga una vez a la semana. Por corta que sea la práctica, el relax y el alivio que proporcionamos al cuerpo a través de la respiración y la concentración tanto postural como mental, es muy grande. Al centrarnos en la respiración aumentamos el flujo sanguíneo llevando más oxígeno a las células e inmediatamente sentiremos menos tensiones.

En un estudio realizado en la Universidad de California en Davis se demostró que la práctica de un par de horas semanales de hatha yoga durante dos meses, aumentó la fuerza muscular de los alumnos entre un 19% y un 31%, la resistencia muscular isométrica un 57 por ciento y la flexibilidad en ciertos movimientos hasta un 188%. Son buenos resultados para sólo dos horas de prácticas. Esto debería darnos ánimos para ponernos manos a la obra.

¿Qué puede hacer el yoga por mí?

yoga nuevos ministerios

Mejor habría que preguntarse, ¿qué estarías dispuesto a hacer por ti?

Somos conscientes de que el mundo en el que vivimos provoca muchas patologías derivadas del estrés, si queremos tener una calidad de vida razonable, hay que tomar medidas. Muchas personas buscan salidas aparentemente rápidas como el alcohol, las drogas o la comida para relajarse y liberar tensiones, pero eso ya sabemos que solo agravará los problemas.

Practicando yoga conseguiremos recuperar el bienestar perdido. Múltiples estudios señalan los efectos positivos del yoga en la salud mental y física, así como en el desarrollo personal. El ayuda a controlar la enfermedad arterial coronaria, el asma, la diabetes, la salud de huesos y articulaciones, drena la linfa, mejora el sistema inmune y alivia el dolor crónico. También ayuda a individuos que sufren de problemas de salud mental, como depresión, ansiedad, trastornos del sueño, trastorno obsesivo-compulsivo, trastorno de estrés postraumático. En individuos sanos mejora el bienestar psicológico y la autoestima.

Hay muchas disciplinas de yoga e igual no todas son apropiadas para todo el mundo. Lo mejor es empezar por un yoga que convine las posturas corporales o asanas con la respiración -pranayama- y la meditación de una forma suave. Abarcando estas tres áreas, los resultados positivos están asegurados.

Si necesitas un espacio para tomarte un respiro, parar, relajarte, en el que poder desconectar, en nuestro centro Gaia lo encontrarás.

16/11/2018
© Escuela Gaia Tel. 915 549 276 Todos los derechos reservados