Fuerza y flexibilidad, beneficios físicos del pilates que no te puedes perder

¿Sabías que el pilates se creó hace ya casi un siglo? Desde entonces son muchas las personas que se han beneficiado de esta disciplina.

Fue Joseph Pilates, quién en la década de 1920, desarrolló un método único de control de la mente sobre el cuerpo, basado en el ejercicio físico, la fuerza y los estiramientos. Hijo de un gimnasta de ascendencia griega y una alemana naturópata, Pilates sintió siempre interés por el cuerpo y la mejora física. Así, en la década de 1920, desarrolló un método con el que ayudar física y psicológicamente a las personas, sobre todo a deportistas lesionados, a través de la observación del yoga y las posturas de animales. De esta combinación nació lo que en un principio dio en llamar Cronología.

Actualmente la cronología se conoce como pilates y es un régimen de entrenamiento de bajo impacto y gran resultado. Se trata de una serie de movimientos lentos y metódicos que requieren de enfoque, acompañados de una respiración controlada. Es un ejercicio muy adaptable, perfecto para aquellos que comienzan a ejercitarse o salen de una lesión.

Y es que el Pilates, no sólo ayuda a mejorar la condición física, sino también la capacidad de control, concentración y salud mental.

Aunque el pilates está en línea con los ejercicios de yoga, no es lo mismo, se centra más en el equilibrio, la tonificación muscular, el estiramiento y la flexibilidad. Se puede hacer como una rutina de ejercicio habitual o durante el descanso de una rutina de entrenamiento. Como decía Joseph Pilates: “En 10 sesiones notarás la diferencia y en treinta te cambiará el cuerpo”.

Independientemente por qué elijas hacer pilates, los beneficios para la salud son increíbles y ¡no te los puedes de perder!

pilates en Madrid

Aumenta tu fuerza y masa muscular

Un elemento clave en el pilates es mantener el cuerpo en posiciones que, a priori, pueden parecer poco naturales. No porque el cuerpo no pueda hacer este movimiento, sino porque es una posición que generalmente no se dá a lo largo del día. De esta manera se activan combinaciones de músculos y articulaciones que probablemente no se hayan empleado recientemente o quizás nunca. Esto permite desarrollar más grupos de músculos en todo el cuerpo en lugar de solo los músculos que se usan regularmente.

Debido a que este es un ejercicio de bajo impacto, significa que no importa cuál sea el nivel de condición física del individuo o sus circunstancias, siempre se puede aumentar la fuerza. Esto es muy bueno para quienes hayan sufrido una lesión y necesiten recuperarse ya que mantiene las partes sanas del cuerpo en movimiento y permite que el área dañada se cure lentamente.

El pilates puede ayudar a fortalecer todo tu cuerpo, pero en lo que realmente se enfoca es en fortalecer los músculos centrales. Los músculos centrales son los músculos centrales del cuerpo. Para simplificar esta idea, es cualquier músculo que no esté en brazos y piernas.

Los músculos centrales son fundamentales en todos y cada uno de los movimientos que hace el cuerpo. Son responsables del equilibrio y la estabilidad. Sin la capacidad de moverse, el equilibrio o la estabilidad no podrían funcionar de manera efectiva.

Algunos estudios han demostrado que los atletas que tienen una estabilidad y un equilibrio más sólidos tienen menos probabilidades de lastimarse. Esta es una de las muchas razones por las que los atletas de diferentes orígenes realizan pilates.

Los músculos centrales son muy importantes pero a menudo se pasan por alto. Añade el pilates a tu rutina de ejercicios y asegúrate de mantener fuerte tu centro.

pilates en Madrid

Mejora tu flexibilidad y armonía practicando pilates

 “La verdadera flexibilidad solo se puede lograr cuando todos los músculos se desarrollan de manera uniforme!, Joseph H. Pilates

La flexibilidad, en su definición más simple, es la capacidad de moverse. Nuestro cuerpo es un sistema de palancas y poleas. Para que una parte se levante, otra parte tiene que bajar. Si un músculo se contrae, el músculo opuesto debe alargarse y liberarse. Algunos músculos trabajarán más duro y otros se liberarán para permitir que se produzca este movimiento.

Con la edad y las lesiones, se va perdiendo la flexibilidad corporal y, a pesar de que cualquier movimiento es importante, con el pilates es más fácil recuperar y ganar en flexibilidad. La flexibilidad o los ejercicios de estiramiento son fundamentales para la calidad de vida funcional, la mejora del rendimiento y la reducción de lesiones y dolor. Este método está comprobado y es seguro para mejorar la flexibilidad, que es cada vez más importante a medida que envejecemos.

Cuando se aplican las posiciones de pilates, el estiramiento suave de los tejidos y músculos activa el órgano del tendón de Golgi, lo que resulta en el alargamiento de los sarcómeros (unidad básica de tejidos musculares). El estrés repetitivo aumentará la deformación plástica de los tejidos en el rango elástico, permitiendo un reordenamiento gradual de las fibras de colágeno. La combinación que ofrecen los ejercicios de pilates con los estiramientos, la resistencia, la construcción de músculos y la respiración es una excelente rutina que mejora la flexibilidad.

Si notas que tu cuerpo cruje un poco cuando te estiras, es hora mejorar la elasticidad, ¡haz pilates con nosotros!

 

 

23/10/2018
© Escuela Gaia Tel. 915 549 276 Todos los derechos reservados